lunes, 19 de octubre de 2009

Erradicación de la viruela

La viruela es una enfermedad humana causada por el Variola virus, de la familia poxviridae.


La estructura y el genoma de los poxvirus son más complejos que los de otras familias víricas. Los poxvirus son bastante grandes… para ser virus.

A lo largo de la historia encontramos diversas evidencias de la importancia de la viruela.

La diosa hindú Shitalá esparcía, al moverse, granos que se convertían en pústulas de viruela. Si Shitalá lavaba los granos con agua de su cántaro los infectados sobrevivían pero, por el contrario, si agitaba su escoba, morirían. Los supervivientes de la viruela eran reconocidos en la India como elegidos de la diosa, ya que no volvían a padecer la enfermedad.
La viruela descubrió América al mismo tiempo que los conquistadores europeos, que provocaron sin querer grandes epidemias entre los indígenas, contribuyendo a la caída de los imperios Azteca e Inca.
Los primeros pasos para descubrir la vacuna contra la viruela se dieron en el siglo XVIII. En 1717, Mary Montagu, observó cómo las mujeres turcas infectaban a sus hijos de viruela inoculándoles restos de pústulas de enfermos. Este método provocaba una viruela de efectos mucho más suaves e inmunizaba de futuros contagios. Tras inocular a sus propios hijos Mary intentó, sin éxito, divulgar el procedimiento en su Inglaterra natal.
A finales del mismo siglo, Edward Jenner comprobó una creencia popular entre las lecheras: que la infección por viruela de vaca proporcionaba inmunidad frente a la humana. Jenner infectó con pústulas de viruela vacuna al niño James Phipps, y demostró, tras exponerle a la enfermedad, que el niño había desarrollado inmunidad. Tras publicarse su trabajo y venciendo la resistencia de ciertos sectores sociales que tiempo atrás habían echado por tierra el trabajo de Mary Montagu, la práctica de la vacunación fue aceptada por la comunidad científica.
La vacuna pronto se extendería, como tiempo antes lo hizo la enfermedad, por el Nuevo Mundo.


Fue gracias a 22 niños gallegos huérfanos que, en 1803, fueron embarcados rumbo a América, con la función de conservar en sus propios cuerpos la vacuna de la viruela.
En 1967, la OMS comenzó la campaña de erradicación total del virus de la viruela humana. Esta erradicación fue posible gracias al desarrollo de la vacuna, pero también a ciertas características del virus: su estabilidad genética (no muta fácilmente) y su incapacidad de infectar a otras especies.
El último caso de infección natural por viruela en el mundo fue en Somalia en 1977. Sin embargo, una mujer inglesa murió de viruela en 1978 a partir de un virus de laboratorio. En la actualidad hay dos “reservas oficiales” del virus, en EEUU y en Rusia, aunque se sospecha que otros países también puedan tenerla. Tras la secuenciación completa de la información genética del virus en 1993, la OMS pidió que estas últimas reservas fueran destruidas.

1 comentario:

  1. Zorionak, felicitaciones, por ser el primer equipo en culminar un proyecto y participar en este concurso.

    ResponderEliminar