viernes, 30 de octubre de 2009

Sinapsis


Llamamos sinapsis al proceso que permite la comunicación entre neuronas. Se inicia en la célula emisora, una vez que este estímulo nervioso llega al axón, la misma neurona expulsa unas determinadas proteínas (neurotransmisores ) que se sitúan en el espacio sináptico. La función de estos neurotransmisores, consiste en excitar o inhibir la acción de la otra neurona.


TIPOS

La sinapsis química tiene lugar entre células separadas unas de otras por un espacio de unos 20-30 nm, la denominada hendidura sináptica.
Llamamos sinapsis eléctrica a aquella en la que la transición entre neuronas se realiza mediante el paso de iones de una célula a otra, por medio de uniones “gap” (pequeños canales formados por células estrechamente adheridas), es menos plástica pero más rápida y son menos propensas a alteraciones o modulación, ya que agiliza el trueque entre los citoplasmas de iones con otras sustancias químicas.

CLASES DE TRANSMISIÓN

· Transmisión excitadora: Aquella que aumenta la posibilidad de causar un potencial de acción.
· Transmisión inhibidora: Aquella que disminuye la posibilidad de causar un potencial de acción.
· Transmisión moduladora: Aquella que varía el patrón y/o la frecuencia de la actividad causada por las células implicadas.
FUERZA SINÁPTICA
La fuerza de una sinapsis se obtiene por el cambio de potencial de membrana que transcurre cuando se activan los receptores de neurotransmisores postsinápticos, denominado potencial postsináptico.
Éste, es el resultado directo de los flujos iónicos mediante los canales receptores postsinápticos. Estos cambios se pueden efectuar a corto plazo y sin cambios permanentes en la estructuras neuronales, o a largo plazo; alterando la estructura de la membrana. Estos cambios a largo plazo; mediante un mecanismo de plasticidad sináptica podrían ser las causantes de el aprendizaje y la conocida, memoria.

INTEGRACIÓN DE SEÑALES SINÁPTICA

Frecuentemente, si una sinapsis excitatoria es fuerte, un potencial de acción en la neurona presináptica, causará otro potencial en la célula postsináptica.
Si la sinápsis es débil, el potencial excitatorio postsináptico no llegará al umbral para la iniciación del potencial de acción. En nuestro cerebro, cada neurona tiene sinápsis o conexiones con otras, pudiendo acoger cada una de ellas diversas señales. Cuando se lanzan potenciales de acción conjuntamente en varias neuronas que se enlazan en sinápsis débiles a otra neurona, pueden dar lugar al inicio de un impulso en esa célula aún sabiendo, que las sinápsis son débiles.
Por el contrario, una neurona presináptica, es capaz de generer un potencial inhibitorio postsináptico en la neurona postsináptica, disminuyendo su sensibilidad y la posibilidad de que se produzca un potencial de acción en ella, Así la respuesta de la neurona dependerá de las señales que recibirá de otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario