miércoles, 4 de noviembre de 2009

LA PENICILINA

La penicilina es un antibiótico muy utilizado en el tratamiento de infecciones provocadas por ciertas bacterias.
La penicilina G o bencipenicilina fue el primer antibiótico empleado ampliamente en medicina y su descubrimiento ha sido atribuido a Alexander Fleming en 1928 cuyo descubrimiento fue mundialmente reconocido en el año 1945 cuando obtuvo el Premio Nobel de Medicina junto con los científicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey, creadores del método para producir en masa el fármaco.
La penicilina se produjo de forma casual. Fleming estaba trabajando con unas bacterias llamadas estafilococos dorados, cuando, descubrió que éstas eran destruidas por un hongo muy común originado por la descomposición de ciertas sustancias. El científico Británico descubría así, sin proponérselo, el poder bactericida de este moho llamado Penicilliu notatum. Fleming no se imaginaba en ese momento que esa casualidad se convertiría en un remedio universal contra muchas enfermedades microbianas y que salvaría millones de vidas a lo largo de la historia.
Utilidad de la Penicilina:
La Penicilina actúa tanto matando las bacterias como inhibiendo su crecimiento. Mata sólo los organismos que están creciendo y reproduciéndose. Es eficaz contra una gama amplia de enfermedades causadas por microorganismos como los pneumococos, los estreprococos, los gonococos, los meningococos, el clostridium de tétano y la espiroqueta de la sífilis.
Sus efectos secundarios de limitan generalmente a reacciones alérgicas que pueden preverse con seguras pruebas antes de su aplicación.
Hoy en día varias bacterias han desarrollado resistencia a la Penicilina y a otros medicamentos y antibióticos, causando preocupaciones entre médicos y científicos por un posible regreso a nuestra vulnerabilidad del pasado frente a las enfermedades e infecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario