lunes, 2 de noviembre de 2009

LOS RAYOS X

Los rayos X son una radiación electromagnética de la misma naturaleza que las ondas de radio, los rayos infrarrojos, la luz visible, los rayos ultravioleta y los rayos gamma.
Los rayos X surgen de fenómenos extranucleares, a nivel de la orbita electrónica, fundamentalmente producidas por desaceleraciones de electrones. La energía de los rayos X se encuentra entre la radiación ultravioleta y los rayos gamma producidos por la naturaleza.

Descubrimiento

Los rayos X comienzan cuando el científico británico William Crookes, investigo los efectos de ciertos gases al aplicarles descargas energéticas.
El experimento de desarrollo en un tubo vacío (tubo de crookres) y electrodos para generar corrientes de alto voltaje, este tubo al estar cerca de placas fotográficas, generaba en la misma imágenes borrosas.
Pero hasta el 8 de noviembre de 1895 no se descubrieron los rayos X, el físico Wilhelm Conrad observo que los rayos atravesaban grandes capas de papel e incluso metales menos densos que el plomo.
El 22 de diciembre Roentgen decide practicar la primera prueba con humanos, este le pide a su esposa que coloque la mano sobre la paca durante 15 minutos, al relevar la placa de cristal apareció una imagen histórica en la ciencia, los huesos de la mano de Berta con el anillo flotando sobre ellos.



Así nace una de las ramas de la medicina: la Radiología

Tomografía computarizada:

La radiología es la especialidad medica que emplea la radiografía como ayuda de diagnostico. Los rayos X son especialmente útiles en la determinación de enfermedades del esqueleto, aunque también para diagnosticar enfermedades de los tejidos blando como el cáncer.
En otros casos, los rayos X resultan útiles como por ejemplo en la observación del cerebro y los músculos que en este caso serian la tomografía axial.

Riesgos a la salud:

La manera como la radiación afecta a la salud depende del tamaño de la dosis de radiación.
La exposición a cantidades grandes puede producir daños grabes como es la caída de pelo, quemaduras en la piel, cáncer y hasta la muerte.

Aplicaciones medicas:

Desde que Roentgen descubrió los rayos X permiten captar estructuras óseas, se ha desarrollado la tecnología necesaria para su uso en medicina: la radiología.

Pero a pesar de esto el uso de rayos X resulta inútil para la observación de otras estructuras como puede ser el cerebro o los músculos.
Los rayos X se usan en procedimientos en tiempo real, tales como la angiografía, o en estudios de contraste.
Los tejidos que se interponen en el trayecto de un haz de rayos X absorben estos (los atenúan) en grado diferente. Estas diferencias dan lugar a la imagen radiológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario