viernes, 6 de noviembre de 2009

Nanotecnología

EQUIPO. RICHARD FEYNMAN

La nanotecnología es un área de desarrollo científico que promete más por menos, con maneras de crear dispositivos más pequeños, más baratos, más ligeros, más rápidos, más funcionales, utilizando menos materias primas y consumiendo menos energía. Esta ingeniería a tan pequeña escala, tiene aplicación en muchos campos de investigación y desarrollo, desde la medicina a la industria, que van desde recubrimientos repelentes de la suciedad, o evitar la propagación de las infecciones en hospitales, pasando por la nueva generación de implantes de cadera, hasta un teléfono móvil, cada vez más pequeño, funcional y más barato.


http://www.youtube.com/watch?v=mxQy73rL3a8&feature=player_embedded]

Hoy en día, está dando lugar a nuevas y mejores técnicas médicas. Las nanopartículas no pueden ser detectadas a simple vista, ni con un microscopio óptico, y esto le confiere nuevas propiedades al mismo tiempo. Por ejemplo, cuanto antes se detecte una enfermedad, más fácil de remediar. La investigación se centra en que al introducir en el cuerpo unas nanopartículas, pequeños puntos cuánticos fluorescentes, se pueden funcionalizar con anticuerpos los cuales se dirigen hacia el antígeno, que se encuentran en la superficie de las células enfermas, y cuando esto sucede, los puntos cuánticos fluorecen, permitiendo la localización exacta de la enfermedad con las últimas técnicas en imagen, incluso en una fase muy temprana. También para un diagnóstico más rápido. La cura para una enfermedad puede hacer sentir tan mal al paciente como la propia enfermedad, al inundar el cuerpo con altas dosis de fármacos que pueden tener duros efectos secundarios. Las nanopartículas pueden ser utilizadas como transportadoras del fármaco necesitando así cantidades más pequeñas y reduciendo la toxicidad en el organismo, al mismo tiempo que el fármaco sólo se activa en el lugar de la enfermedad (como un tumor) por medio de luz u otros.

La nanotecnología pretende ser respetuosa con el medio ambiente, ofreciendo nuevas formas de generación de energía, como la extracción de energía renovable del sol, desarrollando colectores de energía solar y también mejores formas de almacenarla. También conduce a erradicar la contaminación, con metales pesados y otros contaminantes que se arrojan a la atmósfera por procesos industriales, utilizando nanomateriales especialmente funcionalizados, pudiendo la mayor parte ser "lavada" hacia fuera, y además recuperada y reutilizada.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Los nanotubos de carbono son un material único que poseen sorprendentes propiedades electrónicas, térmicas y estructurales con una conductividad eléctrica tan alta como el cobre, y térmica tan grande como el diamante. Ofrecen posibilidades sorprendentes para la creación de futuros dispositivos nanoelectrónicos, circuitos y equipos, y extraordinarias propiedades mecánicas (100 veces más fuertes que el acero y una sexta parte del peso) que ofrecen enormes posibilidades en la producción de nuevos materiales más resistentes y ligeros para aplicaciones militares, aeroespaciales y médicas.

No hay duda de que la nanotecnología tiene gran potencial para aportar beneficios a la sociedad sobre una amplia gama de aplicaciones, pero hay que admitir que hay que tener cuidado para asegurar que estos avances sean lo más seguros posibles, abordando con sensatez, los riesgos que algunas nanopartículas, incluidos los nanotubos de carbono, pueden plantear.

Referencias:

Wikipedia

Institute of Nanotechnology, UK.

No hay comentarios:

Publicar un comentario