lunes, 2 de noviembre de 2009

¿QUÉ HARÍAMOS HOY EN DÍA SIN LAS MÁQUINAS?

Casi sin darnos cuenta utilizamos máquinas hoy en día a todas horas, al principio no se utilizaban mucho pero hoy en día casi todo se hace con máquinas debido a los grandes avances tecnológicos que hay actualmente…

El robot quirúrgico Da Vinci es un invento bastante nuevo, es una plataforma del tipo maestro – esclavo y su función es hacer más precisa y asequible la cirugía. Es un robot que mayoritariamente opera el cáncer de próstata con mayor éxito que los médicos especialistas en Urología. Además de ser mucho más cómodo también posee grandes beneficios, los principales son: mejor acceso a campos quirúrgicos estrechos, menos pérdida de sangre, menos dolor, recuperación más rápida, mejores resultados… Aparte de los beneficios, también tiene partes negativas, la más significativa es que se requiere un aprendizaje especial para el manejo del robot, ya que no puede hacerlo cualquiera, ya que un pequeño error puede dar lugar a algo muy grave.


Hoy en día dicho robot sólo se utiliza para algunas operaciones como: cáncer de próstata, carcinoma de endometrio, cáncer de cérvix, reparación valvular mitral, de la obesidad mórbida…, pero llegará un momento en el que se use para todas las operaciones.
La confirmación del uso de este robot fue aceptado por la FDA (Food and Drug Administration = Administración de Alimentos y Fármacos), para Cirugía General Laparoscópica en el año 2000. Desde que se comenzó a utilizar, el 85% de las operaciones realizadas con dicho aparato, han sido para una intervención de cáncer de próstata. Con el robot se opera desde una consola, que la mayoría de las veces suele estar en el interior del quirófano, aunque también se han dado casos excepcionales en los que se han llevado a cabo este tipo de operaciones de un continente a otro. El uso de un robot es simplemente una ayuda para los médicos que operan, no un sustituto, muchas veces pensamos que estos robots actúan de forma autónoma, cosa que por sí mismos no pueden hacer.
Un ejemplo claro de los grandes avances tecnológicos que se dan en la medicina es el del cáncer de próstata. Antes se hacía mediante: radioterapia, la inyección en la glándula de semillas radiactivas, crioterapia y el uso de ultrasonidos para conseguir eliminar el cáncer. Pero actualmente la más extendida es la medicina quirúrgica que se realiza a través de este robot.
Las conclusiones finales que podemos sacar de esto es que la mayoría de veces las máquinas funcionan incluso mejor que los humanos y que aunque todavía hoy en día nos resulte extraño, llegará un momento en el que todo se llevará a cabo con algún tipo de tecnología. Lo mejor es empezar ya a habituarnos a las nuevas tecnologías ya que día a día tienen un papel más importante en la sociedad actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario