lunes, 2 de noviembre de 2009

QUIMIOTERAPIA 2

La quimioterapia es un gran avance y aunque en muchos casos no sea la cura definitiva de todos los canceres, es una de las modalidades terapéuticas más empleadas en el tratamiento del cáncer.
Esta terapia tiene como objetivo destruir las células tumorales y lograr reducir la enfermedad.
Los fármacos que se emplean en este tratamiento son antineoplásicos o quimioterápicos.
Los fármacos llegan prácticamente a todos los tejidos del organismo y ejercen su acción tanto a células sanas como a malignas, por eso aparecen síntomas intensos normalmente transitorios.
A veces es necesario cambiar el tipo de tratamiento para el controlar la enfermedad.
Como se administra el tratamiento:
Dependiendo de cuando se administre podemos decir que se trata de Quimioterapia de inducción: Se administra antes que los tratamientos locales y su objetivo es disminuir el tamaño del tumor y prevenir que las células se expandan a otros órganos y además reducir la posibilidad de una reaparición del tumor.
Se administra a otro tratamiento y así se puede realizar un tratamiento sintético y local al mismo tiempo mejorando el tratamiento.
Se administra de forma complementaria a otro tratamiento.
Este tratamiento no se aplica siempre igual:
· Se pueden utilizar sustancias diferentes dependiendo de la enfermedad.
· Un mismo fármaco puede ser efectivo en diferentes tumores.
· Puede variar su cantidad o la dosis del medicamento, dependiendo del paciente.
· El fármaco puede ser específico para un solo tipo de cáncer.
En la mayoría de los casos lo mas frecuente en este tratamiento es administrarlo en forma de ciclos alternando periodos de tratamiento con periodos de descanso. El periodo de descanso es necesario para que las células sanas del organismo tengan tiempo para recuperarse del daño del tratamiento y así tolerar el siguiente periodo de tratamiento.

La quimioterapia puede administrarse de dos maneras: Vía Intravenosa y vía oral.
La vía intravenosa es la más frecuente. Se inyectan los fármacos a través de inyección en vena.
En la vía oral el paciente toma los fármacos en comprimidos o en sobres.
Efectos secundarios
No surgen en todos los casos efectos secundarios, cuando surgen pueden ser mas tolerables gracias a los medicamentos que hoy en día existen para controlar esos efectos secundarios.
Los fármacos de la quimioterapia destruyen las células mientras se encuentran en división.
Cuando las células se multiplican muy rápido, los tejidos se vuelven más sensibles. Las células sanas también se multiplican muy rápido, sobre todo las que se encuentran en el tejido del tubo digestivo, en los folículos pilosos y en la medula ósea. Como consecuencia aparecen los efectos secundarios del tratamiento: nauseas, vómitos, alopecia, cansancio…
Los órganos también pueden verse afectados.
La mayoría de estos efectos secundarios apenas dejan secuelas, ya que los síntomas desaparecen tras el tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario