lunes, 2 de noviembre de 2009

QUIMIOTERAPIA

“...Un gran descubrimiento para la mejora y cura de una enfermedad que ataca en silencio...”
¿Qué es la quimioterapia?
La quimioterapia es un medicamento que detiene el crecimiento de las células o las mata. Cuando la quimioterapia destruye las células de cáncer, también puede dañar a las células sanas.
Historia de la Quimioterapia
La utilización de la quimioterapia como tratamiento del cáncer se inició en la década de 1940 con los primeros usos del gas mostaza y drogas antagónicas. No obstante la mayor revolución en este campo se debe a la terapia dirigida. La terapia dirigida es un término general que se refiere a una medicación o a una droga que se dirige hacia un camino específico en el crecimiento y el desarrollo de un tumor; atacando o bloqueando estos blancos importantes, la terapia ayuda a luchar el tumor.
Los primeros intentos
Los inicios de la moderna era de la quimioterapia pueden ser relacionados directamente con el descubrimiento de que el gas mostaza, un agente químico de uso militar, podía ser usado con efectividad para el tratamiento contra el cáncer. Autopsias y otros estudios en personas expuestas al gas mostaza había revelado una profunda disminución de la linfa. Los científicos Goodman y Gilman comprobaron ésto realizando experimentos primeramente en animales. Ya más adelante, gracias al cirujano Gustav Linskog, inyectaron un agente derivado: la mustina a un paciente y observaron una dramática reducción en la masa tumoral.
El ácido fólico

Más adelante, tras la Segunda Guerra Mundial, el Patólogo Sidney Farber observó que el ácido fólico parecía estimular la proliferación de células de Leucemia cuando era administrada a niños con dicho tipo de cáncer.
Años más tarde, el grupo de productos naturales de una compañía llamada Eli Lilly, encontró que los alcaloides de la Catharanthus de Madagascar (Vinca rosea), originalmente descubierta como un contenedor de drogas contra la diabetes, bloqueaba la proliferación de células tumorales.
Conclusiones:
A pesar de que la quimioterapia convencional ha fallado en curar la mayoría de casos de cáncer después de que han entrado en metástasis se debe reconocer que tipos de cánceres como el infantil, cáncer testicular, y la enfermedad de Hodgkins, antes, fatal en todos los casos, son ahora enfermedades por lo general, curables.
Además, la quimioterapia también ha mostrado su efectividad en la terapia adyuvante, en la reducción de los riesgos de recurrencia después de la cirugías de alto riesgo en casos de cáncer de mama, de colón y de pulmón entre otros.
Finalmente, ésta supuso un gran “camino abierto” para futuros descubrimientos que aún están por llegar, como puede ser el caso de los pequeños inhibidores moleculares e inmunoterapia con un efecto de células reprogramado, que permitirán de una vez por todas acabar con una enfermedad que afecta a una gran parte de nuestra población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario